Desde un simple STIG de IKEA hasta un singular taburete de granja

He estado transformando mi casa en un estilo de granja y quería sustituir mis taburetes de bar STIG de IKEA por unos más rústicos.

He estado transformando mi casa en un estilo de granja y he querido sustituir mis taburetes de bar STIG de IKEA por unos más rústicos.


Incluso me planteé los taburetes INGOLF pero no los encontré en color madera lisa, sólo en blanco o negro. Además, no podía permitirme comprar taburetes nuevos en este momento. Así que decidí coger lo que tenía y hacer mi propia versión.

Me llevó 2 días construirlo, una vez que los marcos se habían secado bien. Terminé gastando menos de 20,00 euros en total para los materiales. (Sin incluir los taburetes y las herramientas que ya tenía.)

Artículos deIKEA utilizados: 

  • 2 taburetes de bar STIG de IKEA
  • .


Taburetes de bar STIG | IKEA.com

Otros materiales y herramientas: 

STIG deIKEA a los taburetes de bar de estilo Farmhouse

Primero, empecé quitando tanto el asiento como el respaldo de plástico dejando sólo la estructura metálica.



Relacionado: Probablemente la cocina de granja de IKEA más bonita


En segundo lugar, pinté las estructuras con el spray Rust-Oleum de color bronce y las dejé secar.

Después cogí el tablero de madera y con la ayuda del viejo asiento dibujé dos nuevos en el tablero de madera y los recorté con una sierra de calar.

Tambien corté dos listones de 10x40cm para el respaldo. Despues de eso, los lijé y barnicé tanto el asiento como el respaldo con un barniz de roble viejo que ya&nbsptenía.


Después de que todo estuviera seco, coloqué el asiento sobre la estructura. Con la ayuda de un taladro eléctrico, hice dos agujeros en cada lado para fijar el asiento a la estructura con los tornillos y tuercas.


Hice lo mismo con la parte trasera pero con un agujero a cada lado a la misma distancia.

Una vez fijado todo, medí la distancia en diagonal desde el tornillo del respaldo hasta el asiento y corté 4 barras metálicas de la misma longitud, redondeando los extremos.

Hice un agujero en un lado y fijé la barra al tornillo existente en el respaldo y el otro extremo de la barra contra el soporte del respaldo en diagonal. Volví a taladrar de lado a lado y fijé con tornillo y tuerca.

Qué es lo que más te gusta del hack? 

Con este hack, los taburetes ganaron mucho más carácter y quedan mucho mejor en mi decoración. 


Cuál fue la parte más difícil de este hacking? 

Esperar a que todo se secara y cortar las barras de metal con una vieja tijera de metal. Me llevó mucho tiempo y me salieron ampollas en los dedos.

Mirando hacia atrás, ¿lo habrías hecho de otra manera?

Hubiera comprado unas tijeras nuevas. También podría haber pintado la estructura en negro. Cualquiera de las dos cosas quedaría genial aunque con el negro habría dado un aire mucho más industrial.

Espero que disfrutéis de mi hack!

~ por Ana Vicente 

Total
0
Shares
Related Posts